Cómo desarrollar un concepto para introducir un nuevo producto en tu línea de producción

Todos los nuevos productos comienzan con un concepto. Si aún no tienes un concepto para un nuevo producto, deberás desarrollar uno.

Este paso te proporcionará un enfoque fundamental para desarrollar un nuevo concepto de producto que te ayudará a mantener y diversificar tu marca.

Sólo que hay que hacerlo con cuidado para introducir dicho producto con éxito.

Solo observa como muchas de las empresas que vemos hoy día con grandes resultados comenzaron con un solo producto y poco a poco están incluyendo más, a la vez que abren nuevos mercados y se expanden globalmente.

Empresas como Apple, Bimbo, Coca Cola son ahora corporaciones internaciones con muchos años de trayectoria, quienes poco a poco están ofreciendo nuevos productos algo que también hacen en Grupo Bimbo.

Aquí el secreto radica en que cada producto se vaya colocando en la mente de los clientes y hacer este proceso de forma estructurada..

¿Cómo comenzar entonces este camino? Aquí los primeros pasos:

1) Identificar una necesidad

La mayoría de los buenos conceptos comienzan con una necesidad percibida o medida. Las formas de identificar necesidades son:

  1. a) Hablar con tus clientes

Pregúntales qué productos adicionales creen que debes ofrecer. Aunque esto puede ser subjetivo, puede revelar algunos vacíos en tu línea de productos actual.

[FUENTES: YouTube, Grupo Bimbo y Go Daddy ]

  1. b) Lleva a cabo sesiones de lluvia de ideas con los empleados clave

Aquellos que tratan con los clientes todos los días deben tener una idea de lo que puede ser un buen producto para agregar a tu línea de productos actual.

  1. c) Escucha tus propios instintos

Si ya has desarrollado un negocio exitoso, entonces tienes una idea de lo que quieren tus clientes.

Probablemente tendrás varias necesidades entre las que puedas elegir. Elige la que tenga mayor impacto en tus clientes.

Después de todo, ellos son los que comprarán tu nuevo producto / servicio. Una vez que hayas identificado la necesidad, capta por escrito de la manera más clara y concisa posible.

Describe la necesidad y por qué existe. Asegúrate de describir quién es el cliente.

Ahora, identifica una necesidad del cliente que no esté satisfaciendo actualmente. Si bien puedes tener una idea de lo que es importante para tus clientes, asegúrese de pedirles sugerencias.

Resultado de imagen para grupo bimbo

Puedes ser sorprendido por tus hallazgos.

Una vez que haya definido completamente la necesidad, resúmela y publícala donde se realizará la mayor parte del trabajo de desarrollo del producto.

Revisa la necesidad resumida regularmente a medida que se desarrolla el nuevo producto. Esto te mantendrá enfocado en el cliente durante todo el proceso de desarrollo.

2) Desarrollar un concepto

A continuación, deberás desarrollar un concepto para un producto que satisfaga la necesidad.

Nuevamente, los comentarios de tus clientes y empleados son valiosos aquí. Lo más probable es que cuando solicites comentarios sobre tus necesidades, te ofrezcan sugerencias sobre productos y servicios que satisfagan esas necesidades.

Además de tus clientes y empleados, otras organizaciones pueden ser fuentes de nuevas ideas de productos.

Tales recursos incluyen patentes, conceptos o ideas que puedes querer licenciar o desarrollar.

Resultado de imagen para coca cola