Cómo mantener la calma sin una gran factura de energía

Mantenerse fresco durante el verano es importante, pero también necesitas saber cómo no gastar una fortuna en tu factura de energía, que puede dispararse durante los meses más cálidos.

Aquí hay algunas ideas para mantenerte fresco que no te costará sangre:

a) Usa ventiladores, no aire acondicionado

Si sientes calor y además te sientes molesto por lo que esto implica, recurre entonces encender un ventilador.

Un ventilador de techo o pedestal cuesta una ridícula inversión por hora de uso en comparación del airea acondicionado.

Resultado de imagen para ventilador de techo

Los ventiladores de techo más nuevos a menudo cambian entre el modo de verano, que sopla aire directamente hacia ti y el modo de invierno, que está invirtiendo la dirección para tirar del aire hacia arriba.

Esto es mucho más eficiente energéticamente que un aire acondicionado.

Aunque algunos de los sistemas divididos más nuevos son muy eficientes y podrían costar menos, aún están por encima de lo que te costaría el consumo de energía a que si usaras ventiladores.

b) Detén el calor que viene en tus ventanas

Hasta el 87 por ciento del calor de tu hogar entra a través de tus ventanas y tragaluces, lo que los convierte en los mejores lugares para bloquear el calor.

La mejor forma de evitar que el calor ingrese a tu casa es con el uso de persianas externas que puedes enrollar en invierno o bien el uso de cortinas black out.

Resultado de imagen para cortinas black out

También apoya en mucho el que tengas árboles de hoja caduca que pierden tus hojas en los meses más fríos.

Estas acciones tienen el mismo propósito: evitar que el calor radiante golpee la ventana.

c) Evita tus aparatos de cocina

El verano no es el mejor momento para cocinar en el horno. Come ensaladas y alimentos fríos en lugar de encender el horno y utiliza menos las parrillas de la estufa.

Si tienes que cocinar, usa la parrilla del jardín para que el calor se mantenga fuera de la casa.

Mientras hablamos de electrodomésticos, considera cuánta electricidad estás usando en refrigeradores adicionales.

La gente a menudo tiene un refrigerador viejo e ineficiente en el garaje trabajando para tratar de mantener frías seis cervezas o dos botellas de vino y esto puede costar más a la larga.

d) ¿Construcción o renovación?

Si está construyendo una nueva casa o renovando tu casa existente, hay muchas formas inteligentes de hacer que tu hogar sea eficiente en términos de energía.

Pruebe algunos de estos:

  • Instala ventanas de doble acristalamiento con marcos aislados, lo que reducirá el 80 por ciento del calor que ingresa a través de tus ventanas antiguas.
  • Los electrodomésticos representan el 30 por ciento del consumo de energía de tu hogar, los que ahorran energía hacen una gran diferencia.
  • El aislamiento que cumpla con los estándares de tu ciudad mantendrá tu hogar más fresco en verano, evitando que el 80 por ciento del aire agradable y fresco escape de tu hogar.

e) Encuentra una forma de monitorear tu uso de energía

Un nuevo dispositivo, existen en el mercado sensores inalámbricos que realiza un seguimiento de todos los electrodomésticos de tu hogar.

Pueden recordarte que la puerta de tu refrigerador está abierta (por aquí también se fuga el dinero por cada minuto que no esté sellada).

Resultado de imagen para tips para ahorrar energía

Todos estos tips suenan como una forma inteligente de mantener el costo de electricidad de este verano lo más bajo posible ¿cierto?