Una dieta basada en plantas puede mejorar drásticamente su salud y el planeta

Mientras que algunos recurren al veganismo debido a la crueldad hacia los animales inherente a la industria cárnica y láctea, otros tienen como objetivo la salud o el medio ambiente.

Con el aterrador impacto del cambio climático en nuestro futuro cada vez es más claro y con la ganadería desempeñando un papel importante en este proceso no es de extrañar que las personas estén haciendo el cambio.

Si has estado pensando en adoptar una dieta basada en plantas pero no sabes por dónde empezar, estos consejos te ayudarán a realizar la transición que, para muchos, puede ser un gran reto:

1) Comienza con comidas sencillas

Todo un mundo de deliciosos postres veganos, quesos y fiambres te esperan cuando te abres a la cocina vegana.

Sin embargo, para evitar sentirse abrumado o pasar horas leyendo la lista de ingredientes mientras compras alimentos, se recomienda comenzar con comidas sencillas que puedes preparar en casa.

Una vez que tengas un control de los conceptos básicos, puedes ir subiendo al siguiente nivel.

Para el desayuno, come papilla con frutas y leche de soja o almendra con tostadas y mermelada.

Para el almuerzo y la cena puedes tener una ensalada grande y fresca. Las verduras de todos los colores   y la papa deben ser alternativas frecuentes en tu plato.

Prepara comidas abundantes como guisos, sopas y cazuelas a base de granos enteros como el arroz, la quinoa y el mijo.

De hecho, puedes alternar en comer pastas, arroz rojo con verduras así como el blanco. Tanto el arroz como la pasta son llenadores y con las verduras estarás balanceando el alimento.

Aquí lo importante es el asegurarte el incluir legumbres de todo tipo: las lentejas, los frijoles y los garbanzos son ricos en proteínas y fibra.

2) Incrementa las porciones si tienes hambre

Al pasar a una dieta basada en plantas, algunas personas notan que tienen más hambre. Esto se debe a que los alimentos de origen vegetal son densos en nutrientes pero tienen menos energía (calorías).

Si tienes hambre, simplemente aumente tus porciones de comidas basadas en plantas.

Puedes tener ese cuarto tazón de sopa de verduras. Es una comida libre de culpa.

3) Únete a una comunidad y explora el mundo de la comida vegana

Puede ser desde un grupo vegano local en Facebook o seguir a los bloggers veganos, el sumergirse en una comunidad basada en plantas es una forma fácil de mantenerse motivado y encontrar recetas deliciosas.

También te ayudará encontrando personas a tu alrededor que coincidan en la misma forma de comer y ver el veganismo.

Para más recetas entra a KiwiLimón 

Y no olvides probar todos los alimentos que se ofrecen en tus cafés, tiendas y restaurantes veganos locales.

Hoy en día, con todas estas alternativas de carne a base de plantas, ni siquiera te pierdes la textura masticable de la carne.

No adoptas la satisfacción del sabor cuando adoptas una dieta a base de plantas si lo haces correctamente.

Hay un mundo de cocina internacional: puedes comer alimentos de origen italiano al estilo chino, estilo indú, comida mexicana.

Todo lo que necesitas es hacer una búsqueda de recetas a base de plantas.

También hay numerosos kits de inicio veganos útiles y gratuitos y programas en línea para ayudar a los nuevos veganos.

Aquí el secreto es ir de a poco, con paciencia y constancia y verás que después de todo, no es tan difícil ser vegano.

Vídeo: YouTube, Vimeo 

Fuentes: KiwiLimón y El Universal